en Destinos, Tips de viaje.

La Riviera Maya es mucho más rica y bella que lo que se ve a simple vista, además de playas de arena blanca y un mar que hipnotiza por su color azul turquesa, bajo la superficie se encuentra uno de los tesoros escondidos más bellos de la naturaleza: el río subterráneo más grande del mundo con una longitud de 153 kms, Sac Actun  que significa “cueva blanca” en maya.

 

Foto cortesía de boktoinc.com

 

Sac Actun, Maravilla Natural

Como una caja llena de sorpresas, Sac Actun también resulta ser el sistema de cuevas más grande de México y el segundo del planeta. En sus entrañas se encuentran 150 distintos tipos de cenotes lo que ha permitido que florezca un tipo de turismo que viene sólo a esnorquelear en los no muy profundos, hasta los buzos profesionales. He aquí algunos lugares donde puedes disfrutar de esta maravilla natural.

Foto cortesía de hereandtherewithourcare.com

 

Parque  Xcaret

Sin duda alguna, una de las principales atracciones de este maravilloso e ilustrativo parque es sus tres ríos subterráneos. Xcaret exitosamente logra maravillarte con el paisaje natural de su flora y su ingeniosa manera de mostrarte un espectacular vitral de mariposas mientras continúas nadando o toparte con el hogar de un travieso manatí. Sencillamente no te lo puedes perder. ¡Reserva aquí!

Foto cortesía de lareserva.com

 

Río Secreto

Sin duda alguna, la experiencia de explorar una cueva con estalagmitas y estalactitas es una aventura singular. Resulta impresionante la manera en que la Madre Naturaleza ha esculpido figuras y caminos que nos dejan boquiabiertos. Con la ayuda de un guía experto podrás adentrarte en las entrañas de la tierra, nadar en su río subterráneo y admirar cientos de estalactitas y estalagmitas en un recorrido de 600mts. ¡Reserva aquí!

Foto cortesía de Río Sectreto

 

Chichén-Itzá y su cenote sagrado

Además de ser una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo, en este mundialmente famoso sitio arqueológico encontrarás el cenote sagrado. Su nombre deriva porque los antiguos mayas hicieron de este cenote un lugar en donde depositar sus ofrendas a Chaac, dios de la lluvia. De 1904 hasta 1907, el antiguo cónsul de los Estados Unidos,  Edward Thompson, se aventuró a explorar este cenote sustrayendo gran variedad de piezas valiosas y enviándolas a su país. Durante tu tour en Chichén-Itzá podrás observar este popular cenote sagrado.  ¡Reserva aquí!

Foto cortesía de tours4fun.com

 

 

 

Magally Vite

Disfruto mucho el poder vivir en un paraíso como lo es Cancún y así transmitirles a los lectores todas las bellezas del lugar y de la Riviera Maya por experiencia propia. Espero que se enamoren de estos lugares mágicos y los cuiden para que seamos muchos los que sigamos disfrutando de estos paraísos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *